Biografia

•May 13, 2007 • Leave a Comment

 “Está bien tener sombrero por si se presenta una buena ocasión para quitárselo” 

joaquin sabinaAquí un resumen esquemático del devenir del genio ubetense, Joaquin Sabina.

joaquin sabina 1949

Nace en Úbeda (Jaén), el 12 de febrero. Se llama Joaquín R. Martínez Sabina. Cursó estudios primarios en el colegio de las monjas Carmelitas y bachillerato en los Salesianos. De signo acuario, hijo de un inspector de polícia secreta y de una ama de casa.

joaquin sabina 1950

A los catorce años ya escribe versos y a los dieciséis comienza a leer a Fray Luis de León, Jorge Manrique y José Hierro mezclados con Proust, Joyce, Marcusse… Forma su primera banda, Merry Youngs, un grupo de adolescentes que versionaban a Elvis, Chuck Berry y Little Richard.

joaquin sabina 1968

Matriculado en la Universidad de Granada, inicia sus estudios de Filología Románica. Participa en las fuertes algaradas estudiantiles que sacuden el país. Durante las vacaciones navideñas, su padre recibe la orden de conducirlo a Granada con el fin de que preste declaración por su supuesta militancia en grupos políticos contrarios al régimen franquista.

joaquin sabina 1970

Colabora en los primeros números de la revista “Poesía 70″, compartiendo páginas con Luis Eduardo Aute o Carlos Cano. Se exilia a Londres tras poner un cóctel molotov en una sucursal del Banco Bilbao de Granada en protesta por el proceso de Burgos. Falsifica su pasaporte e inicia su andadura de “exiliado político” con el nuevo nombre de Mariano Zugasti. No regresará a España hasta 1.977.

joaquin sabina 1974

Colabora en Londres con el Club Antonio Machado, uno de los centros frecuentados por emigrantes y exiliados. Reconstruye el grupo de teatro “Juan Panadero”, que pondría en escena obras tan polémicas como “La excepción de la regla” de Bertol Brecht y “El cepillo de dientes” de Jorge Díaz. Fue squatter durante un año, cuando vivió en una casa “okupada” ubicada frente a un circo londinense.

joaquin sabina 1975

Escribe sus primeras canciones. En un bar local llamado “Mexicano-Taverna”, actúa ante George Harrison que celebra su cumpleaños. El ex-beatle ante la felicitación musical de Sabina, le entrega cinco libras de propina.

joaquin sabina 1976

Se edita en forma de libreto de canciones “Memorias del exilio” (Editorial Nueva Voz). El propio Sabina financia la edición: 10.000 ejemplares. Actúa de telonero en Londres de Paco Ibañez, Lluís Llach, Pi de la Serra y Elisa Serna ante la colonia de exiliados. La BBC le encarga la banda sonora de la serie “The last crusade”. Fernando Morán, cónsul en Londres, le entrega a Sabina su pasaporte.

joaquin sabina 1977

Regresa a España y se marcha a hacer el servicio militar a Mallorca. Para conseguir el pase pernocta con el que trabajar en “Ultima hora”, un diario local, decide pasar por la vicaría casándose con Lucía Inés Correa Martínez, argentina que conoció en Londres.

joaquin sabina 1978

Se instala en madrid, con su mujer. Se edita Inventario, su primer elepé. Casi todas las canciones están seleccionadas de “Memorias del exilio”. Alterna sus actuaciones para dar a conocer su ópera prima con el trabajo como entrevistador en la revista Carta de España.

joaquin sabina 1979

Comienza a actuar en el frágil circuito de pubs madrileños y en los mítines electorales del PSP, UGT, PCE, PSOE y CNT. Pulgarcito aparece en el programa de televisión “Popgrama”, que dirigen Carlos Tena y Diego Manrique, cantando “¡Qué demasiao!”. El tema estaba escrito por Joaquín Sabina, que gracias a la emisión consigue una cita con Tomas Muñoz, director de CBS. Sabina firma con ellos un contrato editorial. Comienzan las actuaciones en el café de La Mandrágora junto a Javier Krahe y Alberto Pérez. El caché son mil pesetas por barba. Antonio Flores graba para CBS una de sus canciones, Pongamos que hablo de Madrid. Es número 1 de los 40 principales.

joaquin sabina 1980

Lo ficha la multinacional CBS (Sony), y graba su segundo larga duración, Malas compañias. Fernando García Tola acude a “La Mandrágora” y decide invitar a Sabina, Krahe y Pérez a su programa “Esta Noche”. La indignación ciudadana colapsa la centralita de RTVE.

joaquin sabina 1981

El trío se presenta en el “Teatro Salamanca” de Madrid. CBS edita La Mandrágora, un álbum grabado en directo en el café madrileño. Vuelven a televisión, gracias a Raúl del Pozo que dirigía un programa titulado “Entre dos luces”. Se niegan a cantar en playback.

joaquin sabina 1982

Alterna sus conciertos en pubs con la traducción de éxitos de la canción italiana para la escudería artística de CBS. Al tiempo empieza a componer para otros. Miguel Ríos y Ana Belén se benefician de su talento.

joaquin sabina 1983

Sabina y Krahe deciden separarse artísticamente para evitar repetirse. Joaquín edita Ruleta rusa, su primer LP eléctrico. Llegan las primeras actuaciones acompañado por su primera banda, Ramillete de Virtudes. García Tola lo reclama para su programa de RTVE “Si yo fuera presidente”. Sabina vuelve a aparecer junto a Krahe y Pérez.

joaquin sabina 1984

Actúa junto a Viceversa, su nuevo grupo, en las Fiestas de San Isidro ante 100.000 personas. Escribe para “Diario 16″ un artículo de bienvenida a Bob Dylan. Graba con Gloria van Aerssen, de Vainica Doble, “Con las manos en la masa”, la sintonía del programa de cocina de Elena Santonja en RTVE. Participa en el rodaje del episodio “Tolito”, que el programa de RTVE “Vivir cada día” dedica al vallecano. Para la ocasión escribe Balada de Tolito, incluída posteriormente en su trabajo Juez y Parte. Se edita “Telespañolito”, una canción escrita junto a Javier Krahe, grabada para el programa de Tola en televisión que convierte a Sabina en héroe popular. La canción fue incluida en la segunda edición de “Ruleta Rusa” por indicativo de CBS, ansiosa por comercializar el tirón.

joaquin sabina 1985

Abandona CBS y se marcha a Ariola a cambio de la libertad artística y algo de dinero. Repite participación en la segunda parte de “Si yo fuera presidente” de su amigo Tola. Edita Juez y Parte su quinto álbum. Participa en las fiestas pro referéndum para la salida de la OTAN. Estrena “Si te he visto no me acuerdo”, una canción que glosa los tres años de gobierno socialista.

joaquin sabina 1986

Los días 14 y 15 de febrero graba en el “Teatro Salamanca” un doble álbum,”Joaquín Sabina y Viceversa”, en directo en el que aparecen como invitados Ricardo Solfa, Gurruchaga, Aute y Krahe, del que se venden 400.000 copias. CBS aprovecha el proyecto y coloca en las tiendas un grandes éxitos sin el consentimiento del autor con canciones de “Malas compañias” y “Ruleta rusa”. La Diputación de Granada edita un libro con poemas escritos inéditos llamado De lo cantado y sus márgenes. En las municipales, aparece apoyando la candidatura socialista de su amigo personal Juan Barranco, candidato a la alcaldía de Madrid. En este año formaban Viceversa Manuel Rodríguez y Pancho Varona a la guitarra, Javier Martínez al bajo, Paco Beneyto a la batería y Tere Carrillo a los coros. Era la hora de la consolidación a todos los niveles y la preparación del decisivo álbum “Hotel, dulce hotel” reclamó toda su atención.

joaquin sabina 1987

Consolida su éxito con la venta de 400.000 copias de Hotel, dulce hotel. Junto a sus socios Claudín y Sauquillo, regentan un pub ubicado en el madrileño barrio de Malasaña, el “Elígeme”.

joaquin sabina 1988

Presentación en Las Ventas de su trabajo El hombre del traje gris, seguido de una multitudinaria gira por México, Argentina y Venezuela. En este trabajo se incluye la banda sonora -retocada- de la película “Sinatra”, dirigida por Paco Betríu, y protagonizada por Alfredo Landa. Joaquín aparece en un papel secundario. Sabina produce un álbum doble del trío andaluz Los Chichos.

joaquin sabina 1989

Funda junto a Pancho Varona, Ripio, la que, a partir de entonces, será la empresa editorial donde regristrará todas sus canciones. Joaquín es padre por primera vez: de su relación con Isabel Oliart, nace una niña.

joaquin sabina 1990

Durante la Guerra del Golfo Pérsico, escribe, junto a otros artistas e intelectuales, en el “Diario por la paz” y participa activamente en actos de protesta. Presenta el disco Mentiras piadosas.

joaquin sabina 1991

Nace su segunda hija con Isabel Oliart.

joaquin sabina 1992

Publica Física y Química, su noveno elepé, que alcanza en unos meses -entre España y Latinoamérica- el millón de copias vendidas. BMG-Ariola edita el video de Joaquín Sabina y Viceversa, la grabación ofrecida del concierto que ofreciera en 1.986 en el teatro Salamanca de Madrid. El 26 de Julio nace su segunda hija, Rocío, fruto de su relación con Isabel Oliart. Comienza una relación sentimental con la modelo mallorquina Cristina Zubillaga.

joaquin sabina 1993

Produce el álbum de Krahe “Sacrificio de Dama”, publicado este mismo año. Participa, junto a otros artistas, en los actos de protesta por el cierre del madrileño teatro “Alfil”, a manos del concejal de distrito centro Angel Matanzo. En las elecciones legislativas de junio, apoya a Izquierda Unida.

joaquin sabina 1994

Sale al mercado el disco Esta boca es mia que consigue en su primera semana ser número uno de ventas en España y en varios países hispanoamericanos. Fue pregonero de la Feria de San Miguel, en su pueblo natal, Úbeda, decicándole el pregón a su difunto padre.

joaquin sabina 1996

Coloca el disco Yo, mi, me, contigo en el número uno de la lista de ventas de Afyve (80.000 copias vendidas en su primera semana en el mercado). Sale de gira en compañía de Los Rodriguez. 30 conciertos que se iniciaron el 18 de julio en Gijón y continuaron por diversos paises de Latinoamérica (Perú, México, Chile, Argentina y Uruguay). La gira “Sabina, viuda e hijos, en paños menores” arranca en diciembre y recorre 31 locales de España y Latinoamérica. Sabina recupera en estas actuaciones la tradición folk de los días de La Mandrágora y reinventa su repertorio personal mediante nuevos arreglos. Para ello, se acompaña sólo de tres músicos: Pancho Varona (guitarra), Antonio García de Diego (guitarra y teclados) y Olga Román (coros, percusiones y guitarra).

joaquin sabina 1997

Gana el premio al mejor autor pop rock en la primera edición de los premios de la Música de España, creados por la Sociedad General de Autores de España (SGAE) y la Asociación de Intérpretes o Ejecutantes (AIE).

joaquin sabina 1998

Publica Enemigos Íntimos, un disco grabado al cincuenta por ciento con el músico Fito Páez. La disparidad de opiniones y el inevitable choque de egos hace que suspendan la gira internacional que pensaban emprender. Su relación es hoy por hoy, nula. Escribe una canción para el subcomandante Marcos, respondiendo así a la petición que el rebelde zapatista le hiciera dos años atrás. Tras romper con Cristina Zubillaga, comienza a salir con una bonaerense de 23 años, Paula Seminara, relación que duró un año y medio.

joaquin sabina 1999

Publica 19 días y 500 noches. Actúa en el 21º aniversario de la Constitución Española, contratado por el presidente de la comunidad de madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. BMG-Ariola le triibuta un homenaje en el hotel Palace de Madrid por la venta de 4.000.000 de copias de sus discos desde su primer trabajo en dicha compañía. (Juez y Parte), hasta el último. (19 días y 500 noches). Comienza su relación sentimental con la fotógrafa peruana Jimena Coronado.

joaquin sabina 2000

Obtiene cuatro de los cinco galardones a los que otorgaba en los Premios de la Música, en las categorías de Mejor Autor Pop, Mejor Artista Pop, Mejor Disco del Año y Mejor canción del Año por 19 días y 500 noches. Comienza la gira acústica Nos sobran los motivos, una revisión mejorada de la anterior En Paños Menores, para lo que contó con los mismos músicos que en aquélla; Pancho Varona, Antonío García de Diego y Olga Román. Concluye en el mes de septiembre, tras recorrer España de palmo a palmo durante un año, la gira electrificada 19 días y 500 noches.

joaquin sabina 2001

Salida a la venta del recopilatorio grabado en directo Nos sobran los motivos. Rumor acerca de un libro de sonetos que saldría a mitad de año. En verano le da un leve infarto cerebral que a punto está de dejarlo postrado en una silla de ruedas. Se recuperará pocas semanas más tarde, y sin secuela alguna. Editó un video su discográfica para tranquilizarnos, en el hall de su casa.

joaquin sabina 2002

María Jímenez saca un disco en el que canta canciones del maestro (antiguo deseo del de Úbeda). Salida del disco Dímelo en la Calle (28 de Octubre), con 12+1 canciones, entre ellas 69.G, la canción más hermosa del mundo, vámonos pal sur…etc. También sale a la venta un libro suyo, su cancionero, Con Buena Letra. Giras..conciertos..viva el la recta final del 2.002 y el 2003!!.

joaquin sabina 2003

Joaquín Sabina escribe, escribe y sigue escribiendo. Cancela la gira del disco “Dímelo en la calle” aduciendo tener graves problemas en las cuerdas vocales. Todos nos asustamos, y un año después nos enteramos que simplemente fue una excusa. Su hermano más que amigo Pancho Varona dice que todavía ve lejos la posible vuelta a un concierto como los de antes. Sale a la venta el recopilatorio con algunos temas nuevos Diario de un peatón.

joaquin sabina 2004

Colabora en el homenaje a Bambino, en la sintonía de un programa para Nacho Lewin, sigue escribiendo y escribiendo, y nacen rumores de futuros discos y libros. Seguimos ansiosos de Joaquín.

joaquin sabina 2005

Joaquín Sabina publica Alivio de Luto, un esperado trabajo tras tres años de silencio. Numerosas entrevistas realizadas, y el deseo de todos los fans hecho realidad : la vuelta a las giras. Un Joaquín con fuerza, simpático, y llamando, como siempre, a las cosas por su nombre.

joaquin sabinajoaquin sabina Paseo por la vida de Joaquín Sabina

Joaquín Sabina celebró el 12 de febrero de 2005 56 años de vida. Joaquín Ramón Martínez Sabina nació en 1949 en Úbeda, donde estudió con las monjas Carmelitas y los sacerdotes Salesianos, en una época en la que escribía versos y leía a Fray Luis de León, Jorge Manrique y José Hierro mezclados con Proust, Joyce y Marcusse.

Con un grupo de adolescentes que imitaban a Elvis, Chuck Berry y Little Richard, el joven Joaquín formó su primera banda llamada Merry Youngs. Más tarde, se graduó de la Universidad de Granada en Filología Románica y colaboró en la revista “Poesía 70″. Pronto sus inclinaciones políticas lo pusieron en aprietos cuando, tras poner una bomba molotov en la sucursal de un banco, huyó a Londres, Inglaterra, e inició su andadura de exiliado político, bajo el nombre de Mariano Zugasti.

En este país comenzó a escribir sus primeras canciones, colaboró con el Club Antonio Machado, uno de los centros frecuentados por emigrantes y exiliados, y montó polémicas obras teatrales como “La excepción de la regla”, de Bertol Brecht y “El cepillo de dientes”, de Jorge Díaz.

En 1975 publicó el libreto de canciones “Memorias del exilio”, y comenzó a abrir conciertos para Paco Ibañez, Lluís Llach, Pi de la Serra y Elisa Serna, ante la colonia de exiliados ingleses, para más tarde producir la banda sonora de la serie “The last crusade”. Más tarde editó “Inventario”, su primer elepé, y en 1979 comenzó a cantar en el café “La Mandrágora”, junto a Javier Krahe y Alberto Pérez, lugar al que acudió Fernando García Tola y los invitó a su programa “Esta Noche”.

Luego de trabajar varios años para la CBS, Sabina editó “Malas compañías” y “Juez y Parte”, también participó en las fiestas pro referéndum para la salida de la OTAN y estrenó “Si te he visto no me acuerdo”. Pronto consolidó su éxito con la venta de 400 mil copias de “Hotel, dulce hotel” e inició una gira por México, Argentina y Venezuela, para presentar “El hombre del traje gris”, que incluyó la banda sonora de la película “Sinatra”, de Francesc Betríu.

Antes de presentar el álbum “Mentiras piadosas”, durante la Guerra del Golfo Pérsico, Sabina escribió, junto a otros artistas e intelectuales en el “Diario por la paz”; también participó en actos de protesta. En los 80 produjo los álbumes “Física y Química”, “Sacrificio de Dama”, “Esta boca es mia” y “Yo, mi, me, contigo”, material que vendió 80 mil copias en su primera semana en el mercado, para más tarde realizar 30 conciertos en compañía de Los Rodríguez.

Durante la gira “Sabina, viuda e hijos, en paños menores”, el español recuperó la tradición folk de los días de “La Mandrágora” y más tarde ganó el galardón al mejor autor pop rock en la primera edición de los Premios de la Música de España.

En 1999 publicó “19 días y 500 noches”, disco del cual se vendieron más de medio millón de copias en España y que le hizo ganar cuatro de los Premios de la Música de la SGAE 2000, además del de “Ondas 2000″ a la mejor canción. En 2002 aparecieron “Con buena letra”, recopilación de sus letras e ilustraciones y el disco “Dímelo en la calle”, considerado por la crítica como uno de los álbumes más importantes de ese año, y que se dio a conocer con el disco “69 punto G”.

Con varios años de trayectoria a cuestas, la creatividad del cantautor le permitió editar “Diario de un Peatón”, álbum con un fondo tecno, cuya letra está basada en dos sonetos suyos, y que además incluyó “A vuelta de correo”, tema inédito, y una pista multimedia con el video de “69 punto G”.

Se reeditó en 2003 “Malas Compañías”, “Ruleta Rusa” y el mítico “La Mandragora”, en el pack “Parece que fue ayer”, los primeros trabajos del músico español; después salió a la venta “Motivos de un sentimiento”, el disco del Himno del Centenario del Atlético de Madrid.

El siguiente fue un año muy ocupado para el cantautor, pues participó como invitado en numerosas producciones, como “Qué grande es esto del amor!” del grupo Café Quijano, “Neruda en el corazón”, “Ciudad naufragio”, y en “…Y todo es vanidad”, homenaje a Javier Krahe, entre otras.

También se estrenó como crítico en la columna semanal “Esta boca es mía”, para la revista “Interviú”, y en cine participó en la película “Isi & Disi”, dirigida por Chema de la Peña, con la canción “La Rubia de la Cuarta Fila”

Ese mismo año, creó con unos socios el restaurante “La Cantina de la Mordida”, en Madrid, España, participó en el Festival Mexicano de la Palabra y editó otro material recopilatorio, “Todos hablan de ti”.

joaquin sabina Curiosidades de Joaquín Sabina

joaquin sabina Tiene 2 hijas, Carmela (1989) y Rocío (1991). Por otro lado, su padre, comisario de policía, le detuvo a los 19 años por pertenecer al Partido Comunista.

joaquin sabina En 1974, el ex beatle George Harrison le dio una propina de 5 libras cuando Sabina tocó para él en su cumpleaños, y el propio Bob Dylan le prohibió tocar la versión paródica que hizo del tema In the beginning, que él llamó Con su bikini.

joaquin sabina El director de la discográfica CBS le ofreció su primer contrato con la referencia de una canción suya que sonaba entonces por TVE, “¡Qué demasiao!”: la cantaba Pulgarcito en el “Popgrama” de Carlos Tena.

joaquin sabina La canción Pongamos que hablo de Madrid fue grabada por Antonio Flores antes que por Sabina, y alcanzó el número 1 en los 40 Principales.

joaquin sabina En 1997 le recibió Fidel Castro, con quien conversó durante cinco horas.

Con la frente marchita – “No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió”.

•May 13, 2007 • Leave a Comment

sabina_y_maradona.jpgsabina-maradona.jpgchsama.jpg

 ” Con la frente marchita ”
(J.Sabina / P.Varona / S.Castillo / A.G.de Diego)

SENTADOS EN CORRO
MERENDABAMOS BESOS Y PORROS
Y LAS HORAS PASABAN DEPRISA
ENTRE EL HUMO Y LA RISA.
TE MORIAS POR VOLVER
“CON LA FRENTE MARCHITA” -CANTABA GARDEL-
Y, ENTRE CITAS DE BORGES, EVITA BAILABA CON FREUD;
YA LLOVIO DESDE AQUEL CHAPARRON HASTA HOY.
IBA CADA DOMINGO A TU PUESTO DEL RASTRO A COMPRARTE
CARRICOCHES DE MIGA DE PAN, SOLDADITOS DE LATA,
CON AGÜITA DEL MAR ANDALUZ QUISE YO ENAMORARTE
PERO TU NO QUERIAS MAS AMOR QUE EL DEL RIO DE LA PLATA.
DURO LA TORMENTA
HASTA ENTRADOS LOS AÑOS OCHENTA,
LUEGO EL SOL FUE SECANDO LA ROPA
DE LA VIEJA EUROPA.
NO HAY NOSTALGIA PEOR
QUE AÑORAR LO QUE NUNCA JAMAS SUCEDIO,
“MANDAME UNA POSTAL DE SAN TELMO, ADIOS, CUIDATE”
Y SONO ENTRE TU Y YO EL SILBATO DEL TREN.
IBA CADA DOMINGO A TU PUESTO DEL RASTRO A COMPRARTE
CARRICOCHES DE MIGA DE PAN, SOLDADITOS DE LATA,
CON AGÜITA DEL MAR ANDALUZ QUISE YO ENAMORARTE
PERO TU NO QUERIAS MAS AMOR QUE EL DEL RIO DE LA PLATA.
AQUELLAS BANDERAS
DE LA PATRIA DE LA PRIMAVERA
A DECIRME QUE EXISTE EL OLVIDO
ESTA NOCHE HAN VENIDO
TE SENTABA TAN BIEN
ESA BOINA CALADA AL ESTILO DEL CHE,
BUENOS AIRES ES COMO CONTABAS, HOY FUI A PASEAR
Y AL LLEGAR A LA PLAZA DE MAYO
ME DIO POR LLORAR
Y ME PUSE A GRITAR: ¿DONDE ESTAS?.
Y NO VOLVI MAS
A TU PUESTO DEL RASTRO A COMPRARTE
CORAZONES DE MIGA DE PAN, SOMBRERITOS DE LATA,
Y YA NADIE ME ESCRIBE DICIENDO “NO CONSIGO OLVIDARTE,
OJALA QUE ESTUVIERAS CONMIGO EN EL RIO DE LA PLATA”.

Aves de paso

•May 13, 2007 • Leave a Comment

Lo bueno de los años es que curan heridas, lo malo de los besos es que crean adicción. 

 ” Aves de paso ”
(J.Sabina / P.Varona / A.G.de Diego)

A las peligrosas rubias de bote
que en relicario de sus escotes
perfumaron mi juventud.
Al milagro de los besos robados
que en el diccionario de mis pecados
guardaron su pétalo azul.
A la impúdica niñera madura
que en el mapamundi de su cintura
al niño que fuí espabiló.
A la flor de lis de las peluqueras
que me trajo el tren de la primavera
y el tren
del invierno me arrebató.
A las flores de un día
que no duraban,
que no dolían,
que te besaban,
que se perdían.
Damas de noche
que en asiento de atrás de un coche
no preguntaban
si las querías.
Aves de paso,
como pañuelos cura-fracasos.
A la misteriosa viuda de luto
que sudó conmigo un minuto
tres pisos en ascensor.
A la intrépida “cholula” argentina
que en el corazón con tinta china
me tatuó “peor para el sol”.
A las casquivanas novias de nadie
que coleccionaban canas al aire
burlón de la “nit de Sant Joan”.
A la reina de los bares del puerto
que una noche depués de un concierto
me abrió
su almacén de besos con sal.
A las flores de un día
que no duraban,
que no dolían,
que te besaban,
que se perdían.
Damas de noche
que en asiento de atrás de un coche
no preguntaban
si las querías.
Aves de paso,
como pañuelos cura-fracasos.
A Justine, a Marylin, a Jimena,
a la Mata-Hari, a la Magdalena,
a Fátima y a Salomé.
A los ojos verdes como aceitunas
que robaban la luz de la luna de miel
de un cuarto de hotel, dulce hotel.
A las flores de un día
que no duraban,
que no dolían,
que te besaban,
que se perdían.
Damas de noche
que en asiento de atrás de un coche
no preguntaban
si las querías.
Aves de paso,
como pañuelos cura-fracasos.

Y sin embargo. (en vivo)

•May 13, 2007 • Leave a Comment

 No pido perdón… ¿Para qué? Si me va a perdonar porque ya no le importa. 

DISCOGRAFIA.

•May 13, 2007 • Leave a Comment

joaquin_sabina.jpghttp://www.jsabina.com/

GM2006012607514301__Joaquin-Sabina-cantautor_2006012607514316hm2.jpg

Discografía

joaquin sabina

En 1978 sale a la calle Inventario. Desde entonces.., las tiendas de discos se llenan de letras, sonetos, retratos urbanos. Muchos discos, muchas canciones…es tan difícil quedarse con una sola…, o con dos…

Las personas que seguimos a Joaquín, que nos gusta..tenemos una canción para cada momento como “preferida”. Si necesitas energia…, Vámonos pal sur, de las más modernas..o El blues de lo que pasa en mi Escalera. Si estás melancólico…o tocado del ala…, dale a No permita la Virgen, o Más de cien Mentiras…, y si padeces “amorcitis aguda” (de la chunga), nada mejor que una infusión de Que se llama Soledad, Y Sin Embargo, Contigo, o Incluso en estos tiempos.

En fin, discos para todos los gustos, canciones para siempre, del mejor poeta español del siglo XX.

joaquin sabina

Inventario (1978)

joaquin sabina

Malas compañías (1980)

joaquin sabina

La Mandrágora (1981)

joaquin sabina

Ruleta Rusa (1984)

joaquin sabina

Juez y Parte (1985)

joaquin sabina

Joaquín Sabina y Viceversa (1986)

joaquin sabina

Hotel dulce Hotel (1987)

joaquin sabina

Hombre del Traje Gris (1988)

joaquin sabina

Mentiras Piadosas (1990)

joaquin sabina

Física y Química (1992)

joaquin sabina

Esta boca es mía (1994)

joaquin sabina

Yo, mi, me, contigo (1996)

joaquin sabina

Enemigos Íntimos (1998)

joaquin sabina

19 Días y 500 Noches (1999)

joaquin sabina

Nos Sobran los Motivos (2000)

joaquin sabina

Dímelo en la Calle (2002)

joaquin sabina

Diario de un Peatón (2003)

joaquin sabina alivio de luto

Alivio de luto (2005)

“Cuantos besos me perdí por no saber decir te necesito.”

Pongamos que hablo de Joaquín

•May 13, 2007 • Leave a Comment

Corrían los años 60 y los jóvenes luchaban por la Revolución, una utopía que esa generación hizo suya como parte de un patrimonio natural. Eran los 60, y los sueños cabían en imaginarios que no querían hacer suyas banderas del color de competitividad o de mercado, ni hacer suyas tampoco, aquellas premonitorias palabras del Dickens de Tiempos Difíciles, que auguraban que “lo que no se podía trasladar a cifras, lo que no se podía comprar al precio más bajo para revenderlo al más alto, no existía, ni existirá jamás, por los siglos de los siglos. Amén”… eran los sesenta. Un joven del interior de Andalucía, nativo de Ubeda, Provincia de Jaén, estaba matriculado en la Universidad de Granada estudiando filología, por ser fiel a su temprana vocación de amante de la lengua española. Pero eran los sesenta, y aún el hijo de un comisario del franquismo -quien singularmente también tenía vocación de plumas además de aquellas de la represión de esas horas- tomó partido por los ideales que sobraban en los jóvenes de entonces y que en una España signada por la dictadura, se acentuaron con doble tilde. Eran los sesenta. Un cocktail molotov, casero, casi ingenuo arrojado a un banco de Granada, hizo de ese joven de provincias un hombre oficialmente comprometido. Por un tiempo lo usó como bandera para exiliarse en Londres, pero al cabo de los años tuvo la hidalguía de reconocer que mientras que sus compañeros debieron sufrir prisión por aquel ensayo de aventura libertaria, él por ser hijo de comisario solo debió presentarse diariamente en la propia comisaría de su padre, sufriendo la humillación de no recibir por ese privilegio, ni siquiera el orgullo de pagar como un caballero por sus actos.

No fue ese cocktail molotov, ni los muchos – menos anarquistas, y más etílicos que con los años haría parte de su vida – lo que lo apartó siete años de España.

Pongamos que hablo de Joaquín, de Joaquín Ramón Martínez quien adoptó el apellido de su madre y pasó a entrañar a un personaje que hoy pasea su esqueleto por el mundo, acariciando una guitarra, y con voz quebrada y hoy madura, dice verdades que desde Kierkegard a Nietzche, de Sartre a una suerte de existencialismo a su manera, conjuga Albertis y Lorcas, hilvana Nerudas y Machados, ata Hernández y Cervantes. Aquel joven de provincias ya puede hoy bien esgrimir su filiación madrileña, porque representa mas que ninguno el sentir urbano de una capital como la de esta nueva España, cuya “movida” ayer, su “marcha” hoy, Sabina esgrime como nadie y encarna a varias generaciones que no pueden comprender el halo de éxito que lo rodea, porque más allá de una voz tan arrugada como su alma, encarna la decepción, la ausencia de mañanas, el vivir a tope el día mas la noche, el juntar el quiero con el puedo.

Lo suyo no es filosofía, ni tampoco es letra solamente, lejos está de ser es exclusivamente música que trae en sus maletas después de cada viaje y hermana trópicos y méxicos, argentinas y flamencos, blues con rock ‘ roll, y hasta algún rap con un dylaniano regreso a sus orígenes de trovador en la mitológica Mandrágora. Su música y su verso es un todo hermanado en una voz quebrada ya por el humo y las costumbres, a las que se niega a acostumbrarse, que se renueva a cada paso, como si el ayer no fuera mas que una humedad en las aceras y solo futuro hubiese para intentar sobrevivir, confesándose un ramillete de defectos, pero encarnando en realidad un ramillete de virtudes, que seguramente negará el enfant fatal que tanto le gusta encarnar.

Exilio en Londres, no por aquel ingenuo estallido de una bomba casera en Granada, sino por la atmósfera franquista que agobiaba y “los trenes iban hacia el norte” ofreciendo a manos llenas libertad. Siete años de una suerte de autoexilio, vida de okupa, “días que tocaba comer, noches que no”… y un regreso a su patria, finalmente liberada. Trabajo de periodista, fiel siempre a su vocación de letra, y finalmente el conjugar su decir con un sonido y sus primeros triunfos ya en Madrid. Pero si las letras eran sus huesos, la música era su piel. Joaquín Sabina se inició con un disco, más tarde por él mismo repudiado, en esa vena que era la orden del día, la canción de autor y de protesta (que hoy con su incomparable humor e inteligencia a toda prueba, se apura a definir como “de próstata”). Con el mismo esmero, pasión y obsesión con el que esculpió cada fonema, verso, rima de sus letras o sonetos talló también un personaje. Acrata, solitario, amigable, ciclotímico, enemigo de banderas – excepto la de su España republicana – alérgico a las rutinas, aún las del amor, ha sido fiel solo a su ideario libertario. Cuba (no Fidel), un Ché Guevara, un Subcomandante Marcos, una América querida y admirada, un negarse a hacer conciertos en el Perú de su propia mujer, mientras gobierne Fuyimori, son parte de su equipaje ideológico de hoy.

Militante de una España que se mantenga fuera de la OTAN, se sintió defraudado por el PSOE y desde entonces confiesa que no se molesta en levantarse una mañana para deposita su voto. Pero sin que se haya propuesto ser abanderado, mas que de causas perdidas, y detestando el rol de modelo de ninguna forma de vivir, sin quererlo ha devenido en un símbolo inequívoco de nuestra hora. Su éxito, su atracción a un extenso diapasón de generaciones, que aún dando algunos sus primeros pasos por la vida de adultos, son devotos de su desilusión. Este hombre de 51 años de edad, “sin un pelo de sonso y cuatro canas… con una inexplicable mala salud de hierro”, ha sabido cantarle como nadie a la libertad de elegir ser uno mismo.

No es difícil comprender que haya “merchandising” en los conciertos de Sabina, tampoco el que una entrada para verlo contradecir al sistema haya que pagarla 50 “pelas” y que como toda estrella devenida en involuntario ¿involuntario? Paradigma de una sociedad, viva rodeado de guardaespaldas y trincheras que amurallan su vida urbana tan querida y así deba ver amenazada su tan preciada libertad. Le queda la canción, el verbo, los amigos, las cuatro paredes de su casa, su torre de babel y una Babilonia que encierra en sus entrañas, de las que gestan esas palabras que nos ayudan a vivir.

Joaquín Sabina hoy gana fortunas, pero no tiene en su bolsillo mas que unos pocos “duros” para menudos gastos, una tarjeta de crédito – el sistema es el sistema – y no sabe ni quiere saber a cuanto asciende su cuenta de banco, que administra la madre de sus hijas y de las que él prefiere ni enterarse, para seguir – al menos intentarlo – siendo el que fue y seguramente será. Solo lamenta, y le creemos, que sus hijas son hoy hijas de ricos y que como tales deberán crecer.

Pongamos que hablo de Joaquín.

Pongamos que hablo de Madrid

•May 13, 2007 • 1 Comment

 “Pelearé hasta el último segundo y mi epitafio será: No estoy de acuerdo.”

Pongamos que hablo de Madrid

 

Ampliar la imagen

Joaquin Sabina (12/02/1949 – Continuara…)

FIN